Saltar al contenido

Clasificación de Recolectores de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos ( RPBI )

De acuerdo con la NOM-087-ECOL-SSA1-2002 sobre el manejo de RPBI, para que un residuo sea considerado RPBI debe contener agentes biológico-infecciosos.

La norma señala como agente biológico-infeccioso: cualquier organismo que sea capaz de producir enfermedad. Para ello se requiere que el microorganismo tenga capacidad de producir daño, esté en una concentración suficiente, en un ambiente propicio, tenga una vía de entrada y estar en contacto con una persona susceptible.

Se consideran residuos peligrosos biológico-infecciosos los siguientes:

  • Sangre

La sangre y los componentes de ésta, sólo en su forma líquida, así como los derivados no comerciales, incluyendo las células progenitoras, hematopoyéticas y las fracciones celulares o acelulares de la sangre resultante (hemoderivados).

  • Cultivos y cepas de agentes biológicos-infecciosos

Cultivos generados en los procedimientos de diagnóstico e investigación, así como los generados en la producción y control de agentes biológico-infecciosos. Utensilios desechables usados para contener, transferir, inocular y mezclar cultivos de agentes biológico-infecciosos.

  • Patológicos

Tejidos, órganos y partes que se extirpan o remueven durante las necropsias, la cirugía o algún tipo de intervención quirúrgica, que no se encuentren en formol. Así como también muestras biológicas para análisis químico, microbiológico, citológico e histológico, excluyendo orina y excremento, cadáveres y partes de animales que fueron inoculados con agentes enteropatógenos en centros de investigación y bioterios.

  • Residuos no anatómicos
  • Recipientes desechables que contengan sangre líquida; materiales de curación, empapados, saturados o goteando sangre o cualquiera de los siguientes fluidos corporales: líquido sinovial, líquido pericárdio, líquido pleural, líquido céfalo-raquídeo o líquido peritoneal.
  • Materiales desechables que contengan esputo, secreciones pulmonares y cualquier material usado para contener éstos, de pacientes con sospecha de diagnóstico de tuberculosis o de otra enfermedad infecciosas; así como materiales desechables de pacientes con sospecha o diagnóstico de fiebres hemorrágicas.
  • Objetos Punzocortantes
  • Que han estado en contacto con humanos o animales o sus muestras biológicas durante el diagnóstico y tratamiento, únicamente: tubos capilares, navajas, lancetas, agujas de jeringas desechables, agujas hipodérmicas, de sutura, de acupuntura y para tatuaje, bisturís y estiletes de catéter, excepto todo material de vidrio roto utilizado en el laboratorio, el cual se deberá desinfectar o esterilizar antes de sr dispuesto como residuo municipal.

NO se consideran residuos peligrosos biológico-infecciosos:

  • Torundas y gasas con sangre seca o manchada de sangre
  • Materiales de vidrio utilizado en laboratorio (matraces, pipetas, cajas de Petri)
  • Muestras de orina y excremento para análisis de laboratorio
  • Tejidos, partes del cuerpo en formol
  • Los desechos (pañales, toallas femeninas, condones, etc.) que provengan de pacientes que no sean sospechosos de alguna enfermedad infectocontagiosa, como pacientes traumatizados, mujeres en trabajo de parto, o enfermedades crónico-degenerativas, no deben de ser considerados RPBI.

Para un correcto manejo de RPBI, es indispensable, identificar los residuos, para de ese modo envasarlos adecuadamente.

  • Identificación de los residuos

Para su correcta identificación y posterior envasado, la separación de los residuos se debe de realizar de acuerdo con su estado físico (líquido o sólido) y su tipo (sangre, cultivos, patológicos, residuos no anatómicos, u objetos punzocortantes)

  • Envasado de los residuos generados

Una vez identificados y separados de acuerdo al tipo y estado físico, los residuos deberán ser envasados de acuerdo a la siguiente tabla:

RPBI Tabla

RPBI Tabla

 

La razón para usar diferentes recipientes para diferentes RPBI es porque distintos residuos tienen diferentes procesos en su disposición final.

IMPORTANTE:

  • Las bolsas se deben de cerrar con un mecanismo de amarre seguro que evite que los residuos salgan (nudo o cinta adhesiva).
  • Las bolsas de recolección no deben de llenarse más de un 80% de su capacidad.
  • Una vez envasado, no se deben de comprimir las bolsas.
  • La basura común se colocará en botes o bolsas de plástico de cualquier color excepto roja o amarilla.
  • Para evitar que los RPBI se mezclen con la basura común, se debe de preestablecer un sitio para el almacenamiento temporal de los RPBI que deberán almacenarse en contenedores con tapa y permanecer cerrados todo el tiempo.
  • El área de almacenamiento debe de estar claramente señalizado y los contenedores claramente identificados, según el tipo de residuo que contenga.

Los Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos pueden representar un riesgo de salud para la población afuera y adentro de las instituciones de salud, por lo que es necesario aprender sobre el manejo adecuado de los mismos, así como a los riesgos a los que se puede estar expuesto.

Previous article Uso de Guantes Médicos
Next article Guía para determinar Talla de Guantes

Leave a comment

Comments must be approved before appearing

* Required fields